Esperanza en el vivir de mis sueños.

  No puedo hablar por nadie más. Pues en mi mente no existe recuerdo de algún otro más que yo mismo.  No puedo decir que los demás sienten como yo, ni que sus colores tienen el mismo matiz.  Desconozco en su totalidad las maravillas que sus ojos admiran, pues sólo conozco las luces que ven …

Son aquellos momentos de gloria por los que la vida vale la pena.

La vida vale la pena, sin importar lo que digas ni como lo digas. La vida vale la pena en cada segundo de nuestra existencia. La tristeza, la ira, el terror, todo forma parte de ese lugar que pocas personas disfrutan visitando, pero eso no debería jamás crear en nuestra mente la idea de que la vida …

Blanco tiñiendose de rojo: la espera de una respuesta alentadora.

Despertó con una llamada en su teléfono, específicamente con el tono de urgencia que le había puesto a ciertos números, números indefensos emisarios de un mal presagio, un tono que odiaba escuchar, porque siempre significaba malas noticias, noches sin dormir, y sobre todo, significaba sangre en sus manos, sobre sus guantes blancos.