Historia corta: La niña que no podia sonreir.

Erase una vez una niña que no sonreía. Sin importar nada ella no sonreía. Y en su pueblo famosa era, pues no había aquel que intentarlo no hubiera. Sonreír ella no sabía, pero todos insistían. Una sonrisa, es lo que querían. Pues todos decían, que si la niña sonreía, el sol también lo haría.

¿Que tal si no pudieras expresarte solo por falta de una palabra para hacerlo?

Imagínate que deseas expresar lo rico que esta la cena, lo deliciosa de la pizza (si, pizza va en Bold, solo porque es pizza), el amor que sientes por tu amante, o simplemente comentar lo aburrida que fue la película de anoche. Pero no puedes, porque no existe una palabra en tú idioma, o en ningún otro idioma que pueda expresar dicho sentimiento. …