Una aventura largamente esperada.

  Miraba el ferri acercarse, desde la estación San Marco, se había adelantado para comprarle un regalo a su prometida, sólo necesito de un poco más de 1 hora para conseguir el regalo perfecto, una pulsera tejida, al parecer de muy buena calidad, con los dos colores de la bandera de Veneto, rojo y amarillo que por casualidad o destino eran también …